Jueves, 14 de Marzo de 2019

Guijuelo volvía hoy a demostrar su solidaridad y convertía la Plaza Mayor en un gran comedor en el que los bocadillos de embutido de renombre internacional se convertían en el menú principal. Todo enmarcado en la iniciativa de la delegación local de Manos Unidas que este año cumplía su 38 aniversario en Guijuelo bajo el lema ‘La mujer del siglo XXI. Ni independiente, ni segura, ni con voz’ celebraba esta mañana su tradicional Operación Bocata. Las buenas temperaturas animaban a la participación y tanto mayores como pequeños se acercaban a por su ‘bocata’ hasta lo que fue, durante años, la Cafetería Torres. Allí los voluntarios, entre los que se encontraban los párrocos de Guijuelo, preparaban desde primera hora de la mañana 1.300 bocadillos y recibían la felicitación del alcalde guijulense, Francisco Julián Ramos Manzano quien junto a varios miembros del equipo de Gobierno, como Roberto Martín, Yolanda Alonso, Ángel Picado y Laura Martín, quiso compartir ‘su causa’ adquiriendo su ‘bocata solidario’. Tras la tradicional fotografía de grupo, los voluntarios, entre los que se encontraba la concejala de Cultura, Mª Jesús Moro Tejedor continuaban con su labor, que a la hora de salida de los colegios y el instituto se multiplicaba ante la llegada de los escolares. La responsable de la delegación de Manos Unidas en Guijuelo, Toñi de Vega aprovechaba la ocasión para agradecer el trabajo de los voluntarios así como la respuesta de Guijuelo, que como siempre “ha sido impresionante”. Lo recaudado en la Operación Bocata, se destinará, como el resto de la recaudación de la Diócesis de Salamanca, para un proyecto en defensa de derechos para los pueblos indígenas en el Amazonas.
Además de la Operación Bocata, la delegación de Guijuelo de Manos Unidas ya tiene fijadas para este año unas citas ineludibles como la Marcha Solidaria que tendrá lugar el 19 de mayo y que en esta ocasión se realizará entre Guijuelo y Fuenterroble.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande