Lunes, 11 de Diciembre de 2017

La dotación de bomberos de Guijuelo tenía que hacer frente, esta madrugada, a una veintena de avisos en menos de dos horas como consecuencia de la virulencia que entre las 0,00 horas y las 2,00 de la madrugada adoptaba la borrasca ‘Ana’ que dejó una fuerte granizada. La intensa lluvia y el fuerte viento provocaba desprendimientos de uralitas, desplazamientos de contenedores y caídas de señales así como se registraban grandes balsas de agua tanto en la zona de las Piscinas Municipales de Verano como en la parte más baja de la calle Feria, en su confluencia con la calle Santa María donde los bomberos tuvieron que acudir a retirar las placas de las alcantarillas para ayudar a que se recuperase la normalidad. La intensa granizada que se registraba en torno a las 1,15 horas provocaba, además, la caída de varios árboles: un pino en el Parque de El Pozuelo y otro árbol junto a la valla de Grasas Guijuelo que tuvieron que ser retirados y troceados, además de un tercero en las inmediaciones del IES Vía de la Plata, a la altura de las antiguas viviendas del Ministerio de Obras Públicas (MOPU) en Guijuelo que tuvo que ser levantado de inmediato al invadir parte de la calzada. No eran las únicas actuaciones a las que debieron acudir los Bomberos. También en la zona de la calle Chinarral a la altura del número 66, la Policía Local procedía a acordonar la zona como consecuencia de la caída de unas placas de Uralita desprendidas por el viento y que tuvieron que ser retiradas, al igual que otros materiales de obra que en la calle Sierra Ventosa del Polígono Agroalimentario invadieron una parcela colindante.
Guijuelo no era una excepción, en toda Castilla y León los avisos superaban el centenar ya a primera hora de la noche. Para la jornada de hoy se esperan nieves según las previsiones de Aemet.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande