Sábado, 07 de Mayo de 2016

El alcalde de Guijuelo y procurador en las Cortes de Castilla y León, Francisco Julián Ramos Manzano participaba el pasado jueves en la sesión plenaria celebrada en la Real Colegiata de San Isidoro, primera de carácter ordinario convocada fuera de su sede oficial. En esta sesión, el Parlamento regional rendía homenaje y expresaba su reconocimiento al histórico Reino de León y a la ciudad de León por su vinculación con los «Decreta» de 1188, el testimonio documental más antiguo del sistema parlamentario europeo.

 

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, comenzaba el Pleno leyendo una declaración institucional suscrita por los Grupos Parlamentarios en la que se recordaba que en el mismo lugar donde se celebraba esta sesión, en la Basílica de la Real Colegiata de San Isidoro, el Rey Alfonso IX convocó su Curia Regia hace 828 años y en ella participaron por primera vez los “ciudadanos elegidos de cada una de las ciudades”, junto con la nobleza y el clero. Aquella iniciativa del rey leonés representó el punto de partida en el proceso de construcción de un auténtico régimen representativo, en el que las decisiones sobre los asuntos públicos acabarían teniendo que ser refrendadas por el juicio de la soberanía popular representada en las Cortes.

 

De este modo, las Cortes de Castilla y León querían reafirmar la vigencia del sistema parlamentario como el mejor modelo para hacer presente la voluntad de los ciudadanos y canalizar a través de las opciones políticas representadas en el Parlamento sus diferentes sensibilidades.

 

Durante la sesión plenaria del 4 de mayo de 2016 se debatió el Informe del Procurador del Común correspondiente al año 2015, coincidiendo con el vigésimo aniversario del primer informe presentado por esta misma institución.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande