Martes, 12 de Marzo de 2019

La habilitación de varias rampas y rebajes en aceras en diferentes zonas del Barrio San José, que se han venido realizando a lo largo de las últimas semanas, viene a mejorar el acceso para mayores y personas con movilidad reducida a los distintos bloques de viviendas que en ese barrio se encuentran a diferentes alturas. De este modo, desde el Ayuntamiento se continúa trabajando en la accesibilidad del municipio que ya cuenta con rampas en edificios públicos como colegios o centro médico, entre otros. Esta actuación en el Barrio San José se suma a otras como la que se desarrolló el pasado año en el entorno de la Iglesia Parroquial en la confluencia de la calle Iglesia con la calle Don Francisco, con el arreglo de diferentes pasos dañados en la escalera y la rampa, en la que se colocó una barandilla que facilita el transito en la zona a personas con dificultades de movilidad.
Buen ejemplo de la preocupación del Consistorio en facilitar el acceso a personas con movilidad reducida a centros públicos se encuentra en el propio edificio de la Casa Consistorial que además de ser totalmente accesible para personas con movilidad reducida cuenta con pavimentos especiales para invidentes en la finalización de las escaleras, o botones con lectura braille en el ascensor, entre otros aspectos.

 

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande