Miércoles, 10 de Mayo de 2017

El párroco de Guijuelo, Gregorio Ramos Martín vivía hoy un momento especial al celebrarse, coincidiendo con la fiesta de San Juan de Ávila, sus 50 años al servicio de la Iglesia. La Capilla mayor de la Casa de la Iglesia en Salamanca capital era el escenario para que el clero diocesano celebrase una eucaristía en la que se ha homenajeado a nueve sacerdotes de la Diócesis que cumplían 50 y 25 años de su ordenación como presbíteros de la Iglesia, entre ellos tres religiosos dominicos. A Gregorio Ramos Martín, ligado a la parroquia desde hace 18 años, se sumaba Fernando García Herrero, que fue ordenado sacerdote en la parroquia de Guijuelo así como los sacerdotes Justo Crespo Macías, Florencio Jesús González Martín, Fray Luis Lago Alba, Fray Domingo Salado Martínez y Fray José Antonio de los Hoyos, quienes celebraban sus bodas de oro sacerdotales y Anastasio Fariza Burrieza y Wilton Araujo dos Santos, que celebraron sus bodas de plata.
Hay que destacar que en la celebración, que presidió el obispo, Carlos López también estuvo presente el Arcipreste Andrés González Buenadicha.
Desde el Ayuntamiento se quiere felicitar a Gregorio Ramos Martín y reconocer la importante labor que hacen los párrocos de Guijuelo.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande