Lunes, 15 de Mayo de 2017

El alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano, acompañado por los tenientes de alcalde Mª Jesús Moro Tejedor y Samuel Fernández, por las concejalas socialistas, Mª Teresa Díaz y Josefa Sánchez así como por los alcaldes pedáneos de Campillo, Rosa Hernández y de Palacios, Juan Ingelmo, participaba esta mañana en los actos programados con motivo de la festividad de San Isidro Labrador. “Es una fecha muy entrañable en la que el Ayuntamiento quiere acompañar a los agricultores y ganaderos de las localidad”, apuntaba el primer edil quien destacó cómo, “aunque la Villa sea eminentemente industrial, no puede olvidar sus orígenes ganaderos”.
A las 12,00 horas comenzaba el programa festivo con la celebración de una misa, oficiada por el párroco, Andrés González en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, tras la cual se procedía a sacar al santo en procesión por las calles del municipio que van desde la parroquia hasta la zona del CEIP Filiberto Villalobos. Allí, en un campo cercano, el párroco junto a los representantes de la corporación municipal, tanto del equipo de Gobierno como de la oposición, alcaldes pedáneos y miembros de distintas asociaciones así como integrantes de la Junta Agropecuaria Local y demás participantes, procedieron al tradicional ritual de bendición de campos.
Pedro Julián, presidente de la Junta Agropecuaria Local destacó el perjuicio que ha supuesto este año la escasez de lluvias para cultivos como el del cereal y los pastos y recordó cómo las heladas han perjudicado a los dueños de frutales. “Va a ser un año difícil pero como los ha habido siempre”, apuntaba resignado aunque satisfecho de ver cómo cada año hay nuevas incorporaciones al sector en la Villa. “En Guijuelo se incorporan cada año dos o tres personas jóvenes lo que nos hace penar que la agricultura y la ganadería se van a mantener”, puntualizaba.
Tras la bendición de campos, los participantes en la fiesta pudieron disfrutar, en la sede de la Junta Agropecuaria Local donde se colocó la imagen de San Isidro, de un vino de honor.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande