Martes, 18 de Julio de 2017

Las Fiestas patronales de este año tendrán un especial recuerdo para las víctimas de la tragedia que asoló la villa el 15 de agosto de 1967 en su 50 aniversario. Así lo anunciaba esta mañana el alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano quien comparecía ante los medios de comunicación para presentar los actos de homenaje que se han preparado, desde el Ayuntamiento, con motivo de este triste capítulo de la historia de Guijuelo. “Es paradójico que el día de fiesta mayor se produjera la mayor tragedia que ha vivido nuestro pueblo”, apuntaba el primer edil refiriéndose a la explosión de un inmueble de la calle Alfonso XIII que causó 13 fallecidos y numerosos heridos en 1967.
“En su recuerdo hemos querido que las Fiestas de este año tengan un tinte de homenaje. Que sea un momento para el recuerdo desde nuestro respeto”, aseguraba el primer edil destacando que, aunque a lo largo del mes de agosto se desarrollarán diferentes actos, son el pregón del día 14 y la procesión del día 15, los momentos principales reservados para el recuerdo de los afectados. “A primeros de agosto se inaugurará una exposición y se proyectará un documental sobre la época y el momento del suceso. Algo que se está haciendo con el máximo respeto y con la aprobación de las familias”, apuntaba. Tras la exposición, desde el Ayuntamiento continuarán los homenajes con la elección de la pregonera para este año que será Mª del Carmen Hidalgo Fernández, superviviente y familiar de dos de los fallecidos en el trágico suceso, que hoy también se encontraba presente en el Ayuntamiento junto al alcalde, los concejales Yolanda Alonso y Samuel Fernández, así como otra de las afectadas, Mª Teresa Bullón, que también perdió a su padre y un hermano ese día.
Al pregón se sumará también la inauguración de una placa de homenaje en el lugar de los hechos, el 15 de agosto durante a procesión en honor a la Virgen de la Asunción, que realizará una parada en su tradicional recorrido para honrar la memoria de las víctimas. Ya por la tarde, del 15 de agosto, está previsto que durante el festejo taurino se haga, también un minuto de silencio cerrando de este modo el especial recuerdo que se quiere hacer de este capítulo de la historia de Guijuelo con motivo de su 50 aniversario. “Creemos que es un momento para recordar este triste capítulo de la historia de nuestro pueblo”, apuntaba el alcalde quien reconocía que “aún se nos pone la carne de gallina al escuchar las historias de los que lo vivieron en primera persona”. “Se trata de un recuerdo pero desde el respeto”, recalcaba.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande