Martes, 30 de Mayo de 2017

La comunicación “sin tabús” entre generaciones era la principal recomendación que ofrecía esta tarde Julio Pindado, director de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Salamanca (USAL) en la conferencia que bajo el título de ‘Reflexiones sobre los aspectos más relevantes de las empresas familiares’ servía de colofón para la II Jornada de la Empresa Familiar IME (Instituto Multidisciplinar de Empresa) que patrocinadas por la Cátedra de Empresa Familiar de la USAL que se celebrará esta tarde en el Teatro del Centro Cultural. Ante un público eminentemente especializado y entre el que se podían ver caras conocidas de las muchas familias chacineras que trabajan en la Villa, el director de la Cátedra de Empresa Familiar aseguró que “Guijuelo es un paradigma del modelo de empresa familiar”, por lo que además se quiso reconocer a una empresa guijuelense como la merecedora del VI Premio Empresa Colaboradora MBA DEF. En esta ocasión fue Revisan, la premiada por “su apuesta por la formación”. El premio, que fue recogido por Yolanda Martín Revilla y Agustín Revilla, servía como aliciente para las otras muchas empresas guijuelenses con trayectoria eminentemente familiar.
Eso es lo que esta tarde se puso de manifiesto a lo largo de toda la sesión en la que el primer teniente de alcalde y concejal de Industria, Ángel Picado Díaz quiso alabar el trabajo que se hace en las fábricas “que han pasado de generación en generación y que en muchos casos fueron fundadas por abuelos o bisabuelos de los actuales industriales”. “Guijuelo-dijo- ha vivido su propia revolución industrial en la que los dueños de las empresas han sabido evolucionar modernizando sus fábricas y yendo más allá”, afirmaba recalcando que “esas empresas hablan ahora de marketing y turismo gastronómico y abren mercados más allá de nuestras fronteras”.
En esta misma línea, el presidente de la Denominación de Origen ‘Guijuelo’, Juan Carlos González recalcaba el carácter familiar de las empresas adheridas a la DO asegurando que “con el paso de los años las industrias han sabido asumir las innovaciones tecnológicas sin perder la tradición”. “Sin embargo -advirtió- las estadísticas indican que solo el 2% de las empresas familiares superan la tercera generación, por lo que estamos ante un reto que hay que tomar muy en serio”. “muchas ya han sabido superar esta situación gracias a la formación”, dijo “ya que la transición generacional es propia de la idiosincrasia de nuestras industrias”. Ese carácter familiar también fue resaltado por Francisco Javier Benito Rodríguez, presidente de la Asociación de Industriales de la Carne (AIC) quien agradeció el interés de la Universidad de Salamanca por analizar este aspecto en Guijuelo. “Hay que agradecer al Instituto Multidisciplinar de Empresa que nos ayude a comprender las dificultades que pueden ir surgiendo en esta transición y que se fijen en Guijuelo como modelo para que las empresas familiares sepan seguir adelante”.
Tras las diferentes exposiciones y agradecimientos, a los que se sumaron también las palabras de la directora territorial de zona del Banco Santander, Carmen García y del director de la sucursal guijuelense, Enrique Abascal, los asistentes pudieron conocer algunas de las claves para que las empresas familiares puedan no solo mantener sino incrementar su patrimonio a lo largo del tiempo así como las pautas para realizar un relevo generacional armónico.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande