Sábado, 28 de Enero de 2017

Las XXXII Jornadas de la Matanza Típica, la única Fiesta de Interés Turístico Regional de la que puede presumir Guijuelo, ya están en marcha. Tras el pregón, que esta noche ofrecía la periodista regional Cristina Camell se da el pistoletazo de salida a cinco fines de semana en los que la fiesta atraerá hasta la Villa a una veinte de caras conocidas y cientos de visitantes. “Ya son 32 años los que se llevan trabajando para consolidar esta fiesta que ha servido de germen para que otros muchos municipios de la comarca también celebren su propia matanza”, señalaba el alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano en una edición que decía “se ha tratado de abrir a todo el pueblo” y a la que animó a sumarse “a más industriales y hosteleros”. “Gracias Jesús- le dijo a Jesús Merino, organizador de las jornadas- por abrir este año las matanzas y darle una visión aperturista. Es un acierto enorme”, apuntó en referencia a la Fiesta del Mondongo que se celebrará en la Plaza Mayor el 5 de febrero y al hecho de que el pregón se haya llevado a cabo en un escenario diferente al de la Barbacoa La Amistad. “Tenemos que impulsar el turismo gastronómico”, contestaba un Jesús Merino, convertido en maestro de ceremonias de un pregón en el que Santos Carrasco, ex alcalde y precursor de la Denominación de Origen de Guijuelo protagonizó uno de los momentos más entrañables. “Que en Guijuelo nunca falte la matanza. Que nunca falte un Jesús Merino que la organice y que a final de año nunca haya un trabajador menos en Guijuelo”, señalaba entre aplausos finalizando su pequeño discurso con un consejo “que nunca falte en Guijuelo una saga de empresarios que continúen trabajando con ímpetu por esta industria”.
Y tras los prolegómenos, aderezados con los bailes del grupo folclórico El Torreón llegó el momento de la pregonera. Ya conocedora de las matanzas, por haber asistido en diferentes condiciones, en años anteriores, la periodista Cristina Camell no pudo resistirse a declararse ante los presentes “guijuelense”. “Yo quiero empadronarme aquí”, señalaba haciéndole un guiño al alcalde.
“Me resulta de lo más gratificante estar un año más junto a vosotros en esta fiesta de la matanza, son varias las ediciones en las que he participado, bien sea como matancera, como visitante y como amiga. Solo me quedaba participar con vosotros desde la figura de pregonera, cosa que acepté sin ninguna duda”, apuntó añadiendo que de este modo se quitaba “una espinita que tenía clavada”.
“Guijuelo se viste de gala para que esta tradición no muera”, proseguía “una tradición ancestral y doméstica donde las despensas de los hogares se nutrían para el resto del año con los manjares una vez procesados, condimentados, aireados y conservados que nos proporciona este animal bello como ninguno que es el cerdo”. Pero más allá de la fiesta, la periodista castellanoleonesa quiso recalcar el carácter de sus gentes. “Por muy buena que sea la materia prima, si detrás no contamos con una serie de circunstancias favorables, ese producto no consigue la calidad que se consigue en Guijuelo. Me refiero al entorno, Guijuelo está enclavado en un lugar privilegiado con un clima óptimo para el desarrollo del marrano. Me refiero también a la experiencia de sus gentes y por supuesto al grado de calidad humana que sin duda ninguna se saborea en el producto final”, finalizaba.
Tras dar por iniciadas oficialmente las matanzas de 2017, José Antonio Ramos en representación de la Cofradía Gastronómica de Guijuelo ‘Quatro’ anunció el nombramiento de Jesús Merino como socio de honor, y para ello Juan Pedro Martín Arroyo se encargó de colocarle en típico blusón de matancero que también es el atuendo elegido por los miembros de la asociación gastronómica como indumentaria. Después la velada continuaba con un luch en los salones de El Pernil y mañana, la fiesta se trasladará a la Plaza de Castilla y León donde a partir de las 12,00 horas se celebrará la Matanza Institucional.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande