Lunes, 30 de Enero de 2017

Con un poco de amor, unas cucharadas de besos, una pizca de abrazos, un kilo de solidaridad y un poquito de tolerancia los niños cocinaban esta tarde en el Centro Cultural su propia receta de la paz. Con motivo de la celebración del Día Escolar de la no-violencia y la Paz, el Centro Cultural acogía esta tarde un espectáculo de guiñoles que bajo el título de ‘El cuento de las recetas para vivir en paz’ ponía en escena la animadora cultural, Mercedes Martín. El espectáculo que llenaba el escenario del teatro de niños y marionetas servía para enseñar a los pequeños las ‘recetas de la paz’ así como para poner de relieve la importancia del respeto hacia las opiniones de los demás. “Cada uno de los personajes tiene la mejor receta para la paz y desechan las de los demás pero la moraleja es que todos utilizan los mismos ingredientes para construir la paz”, apuntaba Mercedes Martín recalcando que la obra pretendía ser un reflejo de lo que ocurre en la vida real. “Al final la comida que hace cada es buena y todas son válidas para la paz”, apuntaba.
El cuento, que mostraba las recetas de un cerdo, un cocodrilo, una hormiga, un lobo y un grillo, terminaba con la participación del joven público que en un caldero hacía su propia receta con las palabras impresas en el mandil de la ‘cocinera-cuentista’ y que removían con ímpetu para conseguir, al final de la función hacer magia y convertir las letras en caramelos y chapas conmemorativas de la fecha ante la atenta mirada de la concejala de Cultura, Mª Jesús Moro Tejedor que no quiso faltar a la cita.
También la Ludoteca Municipal trabajará el tema de la Paz, con motivo de esta celebración, y para ello realizarán a lo largo de la semana un mural a base de globos que esta tarde comenzaba a tomar forma.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande