Viernes, 01 de Diciembre de 2017

‘Recetas sin sentido’ es el taller que esta tarde se celebraba en el Centro Cultural, enmarcado en las I Jornadas Culturales sobre la Inclusión, y en el que participaban una quincena de niños con edades comprendidas entre los 10 y 14 años. El objetivo de la actividad era que los participantes reflexionarán sobre la discapacidad y para ello han elaborado dos recetas: un pastel y una brocheta de frutas, simulando tener reducido alguno de sus sentidos. “De este modo se han podido meter en el papel de aquellas personas que tiene una discapacidad”, explicaba la animadora del Centro Cultural, Mercedes Martín. Con los ojos tapados, con tapones en los oídos, con las manos atadas o sin poder hablar, así han realizado la actividad culinaria los cuatros componentes de cada uno de los dos equipos que han participado en cada turno. De forma previa, los chicos han analizado el concepto de discapacidad y resumido la importancia de los sentidos del gusto, el tacto, el oído o la vista. “Eso les ha servido para ponerse en el lugar de aquellas personas que tienen alguna limitación”, apuntaba Mercedes Martín. Tras la actividad, que les ha resultado muy divertida, los pequeños cocineros han vuelto a poner en común sus sentimientos ante las discapacidades que habían experimentado. “A los 10 minutos de tener alguno de sus sentidos reducidos querían cambiar de experiencia”, recalcaba la animadora socio-cultural.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande