Domingo, 06 de Enero de 2019

Lorenzo Santolino arrancaba hoy día de Reyes una nueva etapa de su vida deportiva. En realidad, hace un año que lo está esperando, desde que el 4 de enero de 2018 anunció que dejaba el Enduro, donde había sido cinco veces campeón de España y brillado en el Mundial, para dedicarse a los rallys desérticos, y en especial al Dakar. En los doce meses siguientes, el salmantino ha hecho miles de kilómetros en carreras, entrenamientos y viajes y está preparado para su primera participación en la legendaria carrera, el primer salmantino que lo hace como piloto.
Santolino pasaba las verificaciones técnicas y podía volver a subirse a su moto tras casi un mes. La unidad que va a usar ha viajado por barco y el piloto salmantino ha tenido descanso, también por precaución, para no arriesgar ninguna lesión de última hora como las que han sufrido varios pilotos destacados. Todo estaba correcto y listo para participar en el inicio simbólico este día 6 de enero en Lima, donde ha hecho su primera aparición en la rampa de salida del Dakar. Lo hizo en el puesto 63, el mismo en el que saldrá mañana, el día 7 de enero a la primera etapa; entonces empezará la acción de verdad, con 84 kilómetros de especial y 247 en total entre Lima y Pisco. Por delante, casi 5.000 kilómetros de recorrido en una edición más corta de lo habitual, con solo diez etapas, pero complicada por la navegación y por las dunas: el 70% del recorrido es sobre arena.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande