Jueves, 04 de Mayo de 2017

Una maya metálica y un seto continuo servirá para solventar el problema que se produjo con el cerramiento del cementerio, cuando el pasado mes de noviembre un temporal acabo con más de 90 metros del muro del fondo del recinto. “Es una problema de difícil solución”, explicaba Samuel Fernández, concejal de Servicios Generales quien aseguraba que durante estos meses se han estado valorando diferentes opciones. “La complicación viene por el desnivel que existe entre la zona donde se asienta el muro y la parcela colindante”, apuntaba el concejal de Servicios Generales quien explicó que es esa diferencia de altura y el estado del terreno lo que provocó la caída del muro.
Tras el temporal que el 5 de noviembre del pasado año acababa con esta zona perimetral, el ayuntamiento ha trabajado para restablecer la normalidad en el cementerio. Durante días se trabajó en la limpieza de la piedra, que consistió en retirar las más de 300 toneladas de escombro que se generaron al derrumbarse unos 90 metros de los 160 metros perimetrales de esa parte del cerramiento. Para ello fue necesario cargar unos 20 camiones, que progresivamente transportaron los restos del muro. Tras el estudio técnico de la situación y determinar el modo más adecuado, el concejal de servicios Generales anunció que las obras “comenzarán en breve”.

Línea Verde Guijuelo

  • Texto pequeño
  • Texto grande